Actividad para hacer en casa

Sid the Science Kid: Busquemos la simetría

¿Con qué objectivo?

Doblar recortes de papel o usar espejos para analizar líneas simétricas son dos formas divertidas de desarrollar conceptos geométricos y de ubicación espacial.

Juego relacionado:
Snowflake Match – Aprenda sobre simetría mientras encuentra las parejas de varios copos de nieve.

Esta actividad le ayudará a su hijo a

  • Entender sobre simetría
  • Practicar cómo unir dos mitades de un mismo objeto

Libros sugeridos

  • Is It Symmetrical?
    por Nancy Kelly Allen
  • Let's Fly a Kite
    por Stuart Murphy

Elementos necesarios

  • 4 hojas de papel de 21 x 28 cms.
  • Tijeras de punta roma
  • Cordel

¿Cómo hacerlo?

  1. Haga cuatro copos de nieve. Para esto, doble cada hoja de papel por la mitad y luego vuélvala a doblar. Si quiere que el diseño sea aún más complicado, dóblelo una vez más. Corte distintas formas, como triángulos y semicírculos, por los bordes del papel doblado. Si lo desea, también puede redondear las esquinas. Recorte formas distintas cada vez, para que cada copo de nieve sea diferente a los demás.
  2. Desdoble los pedazos de papel para ver cómo quedaron los copos.
  3. Dígale a su hijo que los mire y que describa qué ve. ¿Cuáles son diferentes y cuáles iguales?
  4. Explíquele que la línea central de cada copo de nieve se llama “línea simétrica” y explíquele que la simetría se da cuando al doblar dos lados por la mitad estos son exactamente iguales. Muéstrele que así ocurrió con los copos de nieve, pues la mitad de cada uno es exactamente igual a la otra. Coméntele que hay otras cosas en la naturaleza (como las alas de las mariposas) que también son simétricas.
  5. Corte cada copo de nieve por la mitad, a lo largo del lado más corto, para así crear ocho mitades.
  6. Mezcle las mitades y dígale al niño que encuentre la pareja de cada una.
  7. Pegue con cinta las mitades correspondientes, póngales un cordel en la parte de arriba y cuélguelas en la ventana. ¡Está nevando!

Más práctica

Muéstrele a su hijo otros objetos simétricos que haya en la casa, como tenedores. Ponga un espejo pequeño en la línea simétrica del tenedor y pregúntele a su hijo qué ve. (Todo el tenedor debe verse en el espejo, porque la imagen de una de las mitades es idéntica a la otra y por eso da la sensación de estar mirando la imagen completa del tenedor).

Dígale a su hijo que los rostros son simétricos y pídale que le explique por qué. (Ambos lados son idénticos porque cada uno tiene un ojo, una oreja, media boca y media nariz).

Muéstrele la diferencia entre un objeto simétrico, como una botella de bebida carbonatada, y otro que no lo sea, como un mug con orejas.