Actividad para hacer en casa

Curious George: ¿Cuántos colores?

¿Con qué objectivo?

Los juegos que implican contar son divertidos y pueden hacerse en todo lado: en casa, en el auto, en la tienda o en una sala de espera. Los niños deben practicar bastante cómo contar, para así lograr desarrollar dos habilidades importantes: decir los números en el orden correcto y relacionar cada uno con un solo objeto mientras cuentan. Ambas son necesarias para poder contar correctamente.

Juego relacionado:
Count with Allie – En este juego en línea, los niños hojean un libro mientras Allie cuenta uno a uno los objetos de cada página. Los números van del 1 al 20.

Esta actividad le ayudará a su hijo a

  • Contar objetos
  • Recojer datos y hacer una tabla
  • Reconocer diferentes colores

Libros sugeridos

  • Feast for 10
    por Cathryn Falwell
  • Tikki Tikki Tembo
    por Arlene Mosel

Elementos necesarios

  • Dos hojas de papel
  • Dos crayones de colores diferentes

¿Cómo hacerlo?

  1. Pídale a su hijo que adivine el color favorito de Jorge el curioso y del hombre del sombrero amarillo. ¡Sí, es el amarillo!
  2. Pídale que encuentre diez cosas amarillas en la casa. Dígale que las cuente en voz alta a medida que las vaya encontrando. Y ahora, pídale que encuentre veinte.
  3. ¿Cuál es el color favorito de su hijo? ¿Puede encontrar diez cosas de su color favorito? ¿Qué tal veinte?
  4. Luego, tome las dos hojas de papel y pídale a su hijo que escoja dos crayones de diferente color. Dígale que busque por toda la casa objetos que sean de esos colores. Haga un gran punto con un crayón cada vez que el niño encuentre un objeto. Use una hoja de papel para cada color.
  5. Cuando el niño haya terminado de buscar los colores, dígale que mire las dos hojas de papel y que adivine cuál tiene más puntos. Ahora, cuéntenlos. Escriba el número de puntos en la parte de arriba de cada hoja. ¿Cuál tiene más? ¿Cuál tiene menos?

Más práctica

Muchas de las actividades diarias implican contar. Involucre a su hijo cada vez que sea posible, ya sea para contar los ingredientes de una receta, los cubiertos y los platos cuando pongan la mesa o la cantidad de libros que sacan de la biblioteca.

¿Recuerda todas las monedas que tiene guardadas? Pídale al niño que las clasifique según su clase, que luego las cuente y que le diga cuántas hay en cada grupo. Luego hágale preguntas como “¿De qué clase de moneda tenemos más?”, “¿de cuál tenemos menos?” y “¿hay más monedas de centavos que de las demás?”.