Actividad para hacer en casa

Curious George: Juego de manos

¿Con qué objectivo?

Las manos son la herramienta más maravillosa para contar, ya que pueden usarse para contar de 1 en 1, de 5 en 5 y de 10 en 10, cantidades que son esenciales en matemáticas. Contar de 1 en 1 hacia adelante y hacia atrás sienta las bases para la suma y la resta, mientras que contar de 5 en 5 prepara a los niños para que puedan multiplicar. Contar de 5 en 5 también prepara a los niños para decir la hora y contar dinero.

Juegos relacionados:

  • High Five – pinte su mano a medida que cuenta de 5 en 5.
  • Blast Off – cuente hacia atrás para lanzar el cohete.

Esta actividad le ayudará a su hijo a

  • Contar de 1 en 1, de 5 en 5 y de 10 en 10

Libros sugeridos

  • Ten, Nine, Eight
    por Molly Bang
  • Leaping Lizards
    por Stuart J. Murphy

Elementos necesarios

  • Pintura de dedos
  • Bolsa de papel o un pedazo grande de papel
  • Tijeras de punta roma
  • Crayón o marcador
  • Recipiente plano y grande

¿Cómo hacerlo?

  1. Corte uno de los lados y la parte de abajo de una bolsa de papel. Ábrala. Debe quedar como un rectángulo largo y el lado no impreso debe quedar hacia arriba.
  2. Vierta pintura de dedos en un recipiente donde quepa la mano de su hijo. Espárzala con las palmas de las manos.
  3. Pídale a su hijo que se unte las manos de pintura y que haga dos huellas en uno de los bordes del papel. Con el crayón o el marcador, escriba los números sobre cada dedo de la primera huella (1, 2, 3, 4 y 5) y de la segunda (6, 7, 8, 9 y 10).
  4. Pídale a su hijo que cuente los dedos de 1 en 1 hacia adelante y luego hacia atrás.
  5. Ahora, pídale que haga tres huellas más cerca a las dos primeras. Siga la secuencia numérica sobre los dedos de cada mano, empezando por el 11 y así sucesivamente hasta 25. Debajo de la primera huella escriba “5”; debajo de la segunda, “10”, y así sucesivamente, hasta llegar al número “25” debajo de la quinta huella.
  6. Dígale a su hijo que cuente de 1 en 1 hasta 25 y luego de 5 en 5, hasta 25, y que luego haga lo mismo, pero hacia atrás.
  7. Para niños más grandes, puede incluir cinco huellas más para continuar la secuencia hasta 50.

Más práctica

A su hijo le encantará la canción Cinco calabacitas. La letra puede encontrarse en Internet y además hay varias versiones en video en YouTube. Una forma sencilla de dramatizarla es usar los brazos como la puerta y los dedos de una mano como las cinco calabacitas.