Actividad para hacer en casa

Fizzy's Lunch Lab 2013: Reto del menú fresco del día: Cajero del almuerzo

¿Con qué objectivo?

¿No les gustaría que hubiera una merienda del Lunch Lab en su vecindario? A Mixie, también le gustaría, por lo que ha contratado a su Lunch Labber para crear el negocio. Con ingredientes de su propia cocina ayude su niño a crear una caja registradora sencilla con la que pueda aprender acerca de los dólares y centavos, y al mismo tiempo agudizar sus habilidades para los negocios.

Juegos relacionados:
Buying Groceries – Hagan compras inteligentes, analicen los precios y manténganse dentro de un presupuesto.

Customer Change – ¿Cuánto le debes a tu cliente? Escoge las monedas correctas.

Esta actividad le ayudará a su hijo a

  • Aprender el valor de las monedas
  • Contar de cinco en cinco y de diez en diez
  • Practicar las sumas sencillas

Libros sugeridos

  • Counting Money
    por M.W. Penn
  • A Dollar, a Penny, How Much and How Many?
    por Brian P. Cleary
  • Lemonade in Winter: A Book About Two Kids Counting Money
    por Emily Jenkins

Elementos necesarios

  • Alimentos para un almuerzo o una merienda clasificados
  • Hoja de papel
  • Pluma o lápiz
  • Monedas de cinco y diez centavos
  • Un monedero o caja registradora de juguete (opcional)

¿Cómo hacerlo?

  1. Invite al niño a elegir un nombre para su merienda del Lab Lunch y a que haga un letrero.
  2. Reúna algunos alimentos de su refrigerador o despensa.
  3. Junto con su hijo, creen un menú. Asígnele un precio a cada alimento. Los precios deben estar dados en múltiplos de cinco o diez, como 25 o 30 centavos.
  4. Coloquen sillas en fila a lo largo del mostrador de la cocina o del borde de la mesa de su cocina.
  5. Disfruten de jugar a juegos imaginarios juntos. Pídale a su hijo que sea el cliente.
  6. Dele la bienvenida a su nuevo cliente, muéstrele el menú y tome la orden.
  7. Ayude a su niño a contar la cantidad correcta del pago.
  8. ¡Ahora intercambien roles!

Más práctica

Pongan precios que terminen en cinco, como 25 o 45 centavos. Dele al cliente sólo monedas de 10 centavos. Dele al cajero sólo monedas de cinco centavos. Practiquen a dar el cambio.

Ahora pongan nuevos precios. Añadan centavos al juego y hagan lo mismo pasando a más allá de los múltiplos de cinco. Hagan la prueba con precios como 32 o 97 centavos.