Actividad para hacer en casa

Super Why: Matemáticas con pastelitos

¿Con qué objectivo?

Cocinar con sus hijos es una excelente forma de enseñarles sobre mediciones y de ayudarles a aprender el lenguaje de las matemáticas. Crear y completar patrones permite que los niños aprendan importantes habilidades de resolución de problemas y de razonamiento matemático.

Juego relacionado:
Cake Maker – Escoja una celebración y haga una torta con toda su decoración.

Esta actividad le ayudará a su hijo a

  • Desarollar la habilidad de resolver problemas
  • Usar palabras relacionadas con las matemáticas

Libros sugeridos

  • Beep Beep, Vroom Vroom!
    por Stuart J. Murphy
  • Cook-A-Doodle-Doo
    por Janet Stevens & Susan Stevens Crummel

Elementos necesarios

  • Harina para torta
  • Cobertura lista para torta
  • Molde para pastelitos y envolturas
  • Decoración (por ejemplo, uvas pasas, pepitas, “mini-marshmallows”, chips de chocolate, dulces, gom
  • Recipientes pequeños para la decoración

¿Cómo hacerlo?

  1. Pídale a su hijo que le ayude a hacer una tanda de pastelitos. Permítale medir, verter y contar los ingredientes.
  2. Háblele de lo que están haciendo. Use palabras como “taza” y “cucharadita” y cuente los ingredientes en voz alta, por ejemplo: “Necesitamos dos huevos y una taza de leche”. Pídale a su hijo que le ayude a alistar los ingredientes, por ejemplo: “¿Me traes dos huevos?”. Cuando los pastelitos estén listos y cubiertos, ¡los decorarán!
  3. Ponga los diferentes ingredientes para la decoración en pequeños moldes.
  4. Dígale a su hijo que van a crear patrones a medida que decoran los pastelitos. Explíquele que un patrón es algo que se repite. Luego muéstrele a qué se refiere. Por ejemplo, decore su pastelito con una fila de dulces rojos, luego una de dulces azules y luego otra de dulces rojos. O puede decorar su pastelito alternando dulces y “mini-marshmallows”, (este sería otro patrón).
  5. Empiece un patrón y pídale a su hijo que lo termine. Luego dígale que cree su propio patrón.

Más práctica

Para esto necesitará cinco pastelitos con cobertura y cinco fichas bibliográficas. Escriba los números del 1 al 5 en las fichas (un número por ficha). Distribuya las fichas boca abajo sobre la mesa. Pídale a su hijo que tome una ficha y que le ponga esa cantidad de decoración a su pastelito (por ejemplo, si saca un 4, entonces puede ponerle cuatro dulces). Luego hagan lo mismo con los demás pastelitos, hasta que todos queden decorados. Ahora pídale a su hijo que ponga los pastelitos en orden del 1 al 5, según la cantidad de decoración que tienen.