Actividad para hacer en casa

FETCH!: Calculadora de cumpleaños

¿Con qué objectivo?

Usar una calculadora para resolver problemas de sumas y luego resolver el mismo problema con multiplicación es una forma fabulosa de explicarles a los chicos la relación entre la suma y la multiplicación. Cuando el problema involucra grupos de semanas y meses, los niños además aprenden sobre el calendario.

Juego relacionado:
FETCH! Fone – Explore los conceptos de tiempo y dinero.

Esta actividad le ayudará a su hijo a

  • Entender el concepto de días, semanas y meses
  • Practicar suma y multiplicación básica

Libros sugeridos

  • A Child’s Calendar
    por John Updike
  • 365 Penguins
    por Jean-Luc Fromental

Elementos necesarios

  • Calculadora
  • Cronometro o reloj con minutero

¿Cómo hacerlo?

  1. A Ruff Ruffman se le perdió la calculadora, entonces se compró otra y decidió crear unos juegos para probarla. Pregúntele a su hijo si le gustaría jugar con la nueva calculadora de Ruff. Puede que piense que solo se está divirtiendo con ella, pero en realidad estará aprendiendo sobre las semanas, los meses y los años.
  2. Para el primer juego, pídale a su hijo que use la calculadora para descubrir qué edad en meses tendrá para su siguiente cumpleaños. Explíquele que cada año tiene doce meses. Por ejemplo, si en su siguiente cumpleaños tendrá 7 años, debe sumar 12 siete veces: 12 + 12 +12 + 12 + 12 + 12 + 12 = 84. Entonces, tendrá 84 meses de edad. Muéstrele que usar la calculadora para multiplicar 7 x 12 es otra forma de saber cuántos meses hay en siete grupos de 12.
  3. Después pídale a su hijo que calcule cuántas semanas de edad tendrá para su siguiente cumpleaños. Como hay 52 semanas en un año, tendrá que sumar 52 siete veces: 52 + 52 + 52 + 52 + 52 + 52 + 52= 364. Tendrá 364 semanas de edad. Multiplicar 52 x 7 es una forma más rápida de llegar a la misma respuesta.
  4. Pregúntele qué edad tendría en una semana si envejeciera un año por día. Explíquele que cada semana tiene siete días, entonces al final de la semana tendría siete años más.
  5. Recomiéndele hacer los mismos juegos con otros miembros de la familia, incluyendo a sus padres.

Más práctica

Otra actividad divertida para hacer en la calculadora, en la que se combinan las matemáticas y la ciencia, es medir los latidos del corazón. Muéstrele a su hijo cuáles son los mejores lugares para tomarse el pulso (el cuello o la muñeca). Use un cronómetro o el minutero de un reloj para contar el número de latidos en 10 segundos. Sume este número seis veces o multiplíquelo por 6 para saber cuántos latidos tiene por minuto.

Pregúntele qué piensa que le sucede a los latidos después de saltar durante un minuto e invítelo a averiguarlo.